Esmeraldas y diamantes ¡matrimonio perfecto!

Esmeraldas y diamantes dos gemas del grupo de los cuatro grandes. Es usual encontrar joyas donde los diamantes acompañan una gema de gran presencia para acentuarla. El famoso anillo de Lady D, que hoy lleva Kate, la duquesa de Cambridge, es un hermoso ejemplo: un bellísimo zafiro azul rodeado de pequeños diamantes que iluminan la gema principal. Y esto lo podemos ver reiteradamente en innumerables diseños, famosos o menos, con rubíes, turmalinas, esmeraldas y… ¡la lista es ciertamente larguísima!

Pero yo quisiera remarcar hoy en este artículo que cuando una joya contiene esmeraldas de importantes proporciones y estas se equilibran con diamantes remarcables, ya sea por sus dimensiones o por su cantidad estamos frente a una joya inolvidable. Y es que la combinación de grandes y bellas esmeraldas con profusa cantidad de diamantes hacen de la joya un complemento absolutamente espectacular. Probablemente tenga esto que ver con la estructura particular de la esmeralda y su así llamado “fuego verde”.

Me vienen de inmediato a la mente varias joyas que han quedado impresas en mi memoria, por su espectacularidad y sobre todo por el “golpe de escena” que ocasionan, ya que se trata de joyas con glamour y esplendor. Esto lo sabía muy bien Elizabeth Taylor, quién amaba tanto los diamantes como las esmeraldas y la combinación de ambos le “sentaba muy bien a su buen humor” como ella misma sabía decir. Es legendario el set de seis piezas de esmeraldas colombianas y enormes diamantes que le regalara Richard Burton cuando se casó con él… ¡por segunda vez! (bueno, con un regalo así cualquiera incurre en el mismo error)

Elizabeth Taylor

Encuentra tu joya con esmeralda

Se trata de un collar de 16 enormes esmeraldas de corte rectangular y cuadradas, engastadas en un marco de diamantes de talla redonda y separadas por diamantes de tallas cuadradas. Al collar se le puede aplicar un colgante – que se puede usar como broche separadamente con una esmeralda cuadrada enmarcada en diamantes aún más grandes que sus anteriores compañeros.

Esmeraldas y diamantes

Colgante de oro con esmeraldas y diamantes AAA

El set cuenta además con un segundo broche, un anillo y un brazalete todos siguiendo el diseño de enormes esmeraldas cuadradas (o levemente rectangulares) enmarcadas de diamantes y para terminar en manera espectacular el set aparecen los pendientes, que cuentan con dos esmeraldas impresionantes en forma de gota enmarcadas en diamantes redondos y que penden de un pedestal de diamantes. Todo el conjunto realizado en platino. El set completo se vendió en subasta luego de la muerte de la actriz por la friolera suma  24 millones y medio de dólares.

Otra Elizabeth ha sorprendido con un espectacular collar de esmeraldas y diamantes, y estoy hablando de la reina Elizabeth II, a quién se le conoce una espectacular colección de joyas, pero un collar en particular, que se ha visto en pocas ocasiones, ha sido tan remarcable que algunas revistas le han dedicado artículos narrando su historia luego de la última vez que la soberana lo llevara en público en el 2004, en ocasión del banquete ofrecido en el palacio de Winsor en la celebración de los 100 años de la entente. El collar es conocido con el nombre de “Collar Godman” y fue obsequiado a la soberana por las dos hermanas mayores de la familia DuCane Godman. (Si, habéis leído bien: ¡se lo regalaron!)

Elizabeth II

El collar consta de siete colgantes que cuentan cada uno con una esmeralda central, en forma cuadrada, rodeada por un borde de diamantes, los cuales penden de una base de diamantes que cuenta con tres esmeraldas adicionales de la misma forma. A mi nadie me ha regalado nada semejante, y si bien no soy la soberana del trono de Inglaterra me considero una buena persona digna de recibir presentes!

anillos con piedras preciosas

Anillo de oro con diamantes SI

Otra pieza increíble es el famoso babero de esmeraldas y diamantes de Sarita Montiel. Se trata de una joya superlativa, un collar que sale totalmente de la joyería convencional, como corresponde a una diva nada convencional como la Montiel.

Consiste en un tupido y complicado engranaje de esmeraldas de dimensiones que no son de este mundo, talladas a gota las más grandes y luego combinadas con tallas redondas, cuadradas y baguette y acompañadas por una enorme cantidad de diamantes. Realizado por un artista de Galicia a encargo de la diva, el experto se encargó personalmente de ir en busca de las esmeraldas a Colombia para que cada detalle estuviera a la altura de las expectativas de la famosa artista. Con el “babero” – como Sarita llamaba a su collar – la diva era consciente de llamar la atención con fulgor.

Insisto, el matrimonio esmeraldas y diamantes es – ¡sin dudas! – un matrimonio perfecto y si observáis con atención en las colecciones de joyas de Juwelo encontraréis bellos ejemplares que combinan esmeraldas y diamantes y… ¡a precios increíblemente convenientes! ¡Y no olvidar que se trata de gemas auténticas y certificadas!

No te pierdas las OFERTAS de Juwelo y este fin se semana SIN GASTOS DE ENVÍO